1. Práctica documental contra el ministerio de la memoria

¿¡Muerte a lo real!?

Esta sesión está destinada a establecer una primera cartografía de los ejes de trabajo del taller. ¿Qué es la práctica documental? ¿Cómo podemos pensar al mundo desde ella? ¿Cuáles son los modos de intervención del mundo por medio de la práctica documental? ¿En qué medida podemos considerar la producción artística como una práctica documental?

Toda práctica documental transita, irremediablemente, por los laberintos de la memoria. Ver Medios, memoria y máquinas: notas en torno a una lectura de la relación entre memoria y comunicación, PMZ.

La memoria entre misterio y ministerio.

El ministerio de la memoria es el dominio de las verdades históricas y los relatos oficiales.
El ministerio de la memoria nos recuerda la discusión entre el archivo y la ley (la norma y el lugar de origen -Derrida, Foucault- así como las tensiones entre documento y testimonio en relación a un cuerpo y un tiempo-lugar -Agamben, Taylor, Giannachi-. La memoria es una experiencia encarnada. El ministerio de la memoria ejerce los actos de inscripción desde la dominación, con la irremediable estandarización de modos de vivir la memoria.
This image has an empty alt attribute; its file name is Sin-titulo-1-1024x751.jpg
Los relatos oficiales de la memoria suelen ser lineales y unidireccionales, persiguen la consistencia y la unidad, sin importar que muchos procesos históricos operen en la lógica de lo fragmentario, de la ausencia, de la inconsistencia, la falta. Esto sucede en nuestro entorno de vida, nuestros modos de habitar, sucede también a nivel del cuerpo, de nuestras afecciones fisiológicas y emocionales. Aquí viene a cuento la discusión de Ruiz sobre el conflicto central y las formas de dominación cultural (lo que además vincula nuestra reflexión con las ideas de la cinematografía crítica en Latinoamerica). Tanto en los relatos ministeriales como en las zonas de misterio, hay siempre una buena dosis de invención, que puede responder a muchos fines o impulsos pues, al final, toda práctica documental es un ejercicio del poder.
La cárcel de Piranesi: el ministerio es una arquitectura de la imaginación, un sistema de conexiones.
Theuth y Thamus. Relación entre inscripción y valor, entre tecnología y olvido.

La invención de la memoria en occidente (Simónides de Ceos) nos remonta a aspectos interesantes para pensar la práctica documental: no sólo desde la mnemotecnia y la reconstrucción imaginaria de un sitio de memoria, sino desde el ejercicio de la ley (en el caso del relato, el reconocimiento de los cadáveres), desde la presentación de un testimonio (una versión) de los hechos.
La práctica documental incide directamente en los horizontes de la memoria, es intervención y disputa del relato histórico (y sus materialidades). El término documental evoca tanto a la “evidencia inscrita” como a la “lección”, de ahí el parentesco entre documento y docencia, lo que quizás explica la popularidad del documental (en el cine y más allá) como instrumento propagandístico y de educación para las masas (ver Niney, La prueba de lo real en la pantalla). Su relación con la presentación de la evidencia, por otro lado, ha marcado el desarrollo de corrientes estilísticas y tendencias de producción a nivel global (documental de denuncia, documental de impacto, etc.), y quizás también un entendimiento de lo que es documental.
El misterio – para instaurar su violencia constituyente – trabaja muchas veces en el terreno de las imágenes faltantes de las que habla Ariella Azoulay, y que quizás en términos de montaje, siguiendo a Vertov, puede también equipararse a la búsqueda por los trozos faltantes del montaje, por las imágenes de enlace necesarias para subrayar los temas que nos interesa trabajar. El misterio opera en la fractura, la borradura, la intervención de las arquitecturas del ministerio, aunque sea para dejar unas grietas.

“El archivo presenta elementos de nuestro mundo en común, preserva lo que nos permite moldearlo distintivamente, de nuevo, en común” AA

La historia siempre será potencial. Hay que articular, desde la poesía, gestos de resistencia contra la violencia constituyente (ver Butor, Berardi). Reclamar nuestro derecho (derecho público) al/del/por el archivo — algo que la práctica documental activa por naturaleza.

“Mi decisión es una máscara y, tras ella, reina el desorden, el apeiron.” RR

“Los habitáculos de la memoria no pueden ser abiertos con llaves del intelecto. El recuerdo requiere una colección de sentidos –no de razones– pero no como se guardarían las botellitas de perfume en un alhajero, sino como sólo pueden mezclarse los olores en el fondo de las fosas nasales: el caos inefable. Entre el gusto y el tacto — entre el olfato y la vista y además el oído — existe un espacio habitable sólo por pedazos de memoria, imposible de nombrar ‘esto’ o ‘aquello’. No es que las palabras sobren, es que, a veces, no alcanzan”

“La gente que dice ‘tengo mala memoria’ olvida que la memoria no se tiene de antemano. No importa lo que digan los pobres linguistas y psicólogos, ella no pesa ni ocupa ninguna región del cuerpo humano. La memoria es un camino que se va construyendo en un espacio etéreo, huidizo y a la vez recurrente. Eso es lo que intuyó Agustín cuando la quiso equiparar al alma divina. Está bien que hoy no creamos en Dios ni en San Agustín, pero que reduzcamos la memoria a un almacén de neuronas y pulsiones eléctricas es un desatino. No hay gente con ‘mala’ memoria: hay gente con pereza de andar por caminos invisibles”

Oswaldo Hernández Trujillo en Bitácora Ciudad Merced

The Dreamed Ones: encarnación del documento, puesta en cuerpo y escena del testimonio escrito

Poética del documento

Diseño de producción

Políticas y estéticas de la memoria

El conflicto central como dispositivo de control (relación en otros registros con Boal, Brecht, Artaud); Freire & Cine Latinoamericano 60-70’s.

Dispositivos de clausura del documento

La toma como toma de postura

La puesta en escena de una pregunta (o el cine como un modo de preguntar)

La repetición como resistencia

El corte como violencia

Percepción y tecnologías de la memoria

Hito Steyerl: el modo documental como lenguaje estandarizado de práctica, circulacionismo y postproducción en tiempo real, aparatos de representación del cuerpo, arte y ocupación (percepción y violencia).

“The documentary mode is a transnational language of practice. Its standard narratives are recognized all over the world and its forms are almost independent of national or cultural difference. Precisely because they operate so closely on material reality, they are intelligible wherever this reality is relevant (..) A transnational documentary jargon is now connecting people within global media networks. The standardized language of newsreels, with its economy of attention based on fear, the racing time of flexible production and hysteria, is as fluid and affective, as immediate and immersive as Vertov could have imagined. It creates global public spheres whose participants are linked almost in a physical sense by mutual excitement and anxiety. Thus the documentary form is now more potent than ever; it conjures up the most spectacular aspects of the language of things and amplifies their power” (Steyerl, 2008)

Pensar la práctica documental implica reconocer una complicidad entre capas de procesamiento de imagen.

Farocki: cadenas de producción (crítica de la mirada desde la óptica de la producción y el control).

Cierre de Fuego Inextinguible:

62. WORKER: I’m a worker and I work in a vacuum-cleaner factory. My wife could use a vacuum cleaner.

63. WORKER: That’s why I take one part with me every day. At home I want to put together the vacuum cleaner, but no matter what I do, it always turns into a submachine gun.

65. STUDENT: I’m a student, and right now I work at a vacuum-cleaner factory, but I think that the factory is making submachine guns for the Portuguese. But we could really use some proof.

66. STUDENT: That’s why I take one part home with me every day. At home, I want to put the gun together, but no matter what I do, it always turns into a vacuum cleaner.

68. ENGINEER: I’m an engineer and I work for an electrical corporation. The workers think we’re making vacuum cleaners. The students think we’re making submachine guns. This vacuum cleaner can become a useful weapon. This submachine gun can become a useful household gadget.

69. ENGINEER: What we manufacture depends on the workers, students and engineers.

La práctica documental es un trabajo de comunicación de relaciones, de in-formación (Hans Christian von Baeyer), para poder hacer visible lo que pasa desapercibido.

Different Ways Not To Say Deportation: Unshowable Photographs. Ariella Azoulay. 

“(…) lo que se ha institucionalizado como el orden de las cosas no sólo es indignante sino reversible, y su trabajo archivístico es una de las claves de esta reversibilidad. Intervención, imaginación y transmisión son las prácticas principales a través de las cuales los investigadores y los artistas ejercen hoy en día su derecho al (del) archivo, esto es, el derecho a compartirlo, a hacer uso de él de formas en las que no sea tomado simplemente como un depósito del pasado, que almacena materiales que documentan lo que ha terminado y lo que se ha hecho” (Azoulay, 2014: 17).

““We are not concerned with facts if facts are considered to be self-evident objects always already present in the world. Furthermore, we hold that this common-sense definition of facts, this theoretical primacy of facts, must be challenged. Facts have to be treated as processes. One of the questions we find ourselves asking is: How do we approach facts not in their crude facticity but through the complicated mediation by which facts acquire their immediacy? (…) We do not consider “The Lebanese Civil War” to be a settled chronology of events, dates, personalities, massacres, invasions, but rather we also want to consider it as an abstraction constituted by various discourses and, more importantly, by various modes of assimilating the data of the world”
 
The Atlas Group / Walid Raad

Ejemplos de cuaderno que contiene 145 fotografías recortadas de marca, modelo y color exacto de cada coche que fue utilizado como coche bomba entre 1975 y 1991.

Arqueología y arte en medios

Los horizontes de mundo están en relación con los dispositivos para percibirlo-narrarlo-representarlo. El lenguaje documental se inserta como una fuente de creación de realidad, una toma de postura sobre nuestro devenir histórico.

Primeras intuiciones metodológicas

Tensiones entre visibilidad-invisibilidad

La práctica documental de corte crítico intuye siempre una imagen faltante, una crisis en el archivo (en el sistema de enunciados posibles sobre una realidad cualquiera).

Deep play

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *