Introducción.

“(…) proponiéndonos educar a los trabajadores con independencia de su tarea —se un trabajador del campo, o un productor de manufacturas; sea un mecánico o un artificiero, dueño de una tiendo, marinero o labrador— educarlos, digo, hasta allá donde seamos capaces, en una única tarea para todos; a saber, la Vista. Esto no es algo menor que enseñar: quizás sea en definitiva lo más importante que pueda llegar a enseñarse. Que te enseñen a leer, ¿qué utilidad tiene cuando no puedes saber si lo que lees es verdadero o falso? Que te enseñen a escribir o a hablar, ¿qué utilidad tiene si no tienes nada que decir? Que te enseñen a pensar, ¿qué sentido tiene si no tienes nada en que pensar?” John Ruskin en su discurso inaugural de la escuela de artes de Oxford

¿CUÁNDO NACE EL CINE?

Y EL MUNDO SE MUEVE…















EL OJO SE HACE MÁQUINA





Lectura: Sánchez, Montaje cinematográfico, arte en movimiento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *